historia robots colaborativos

La Historia de los Robots Colaborativos

A lo largo de la historia, la tecnología se ha adaptado a las necesidades cambiantes del consumidor. Se han creado distintos métodos y estrategias para llevar a cabo procesos de manera más sencilla y óptima. En la actual Industria 4.0, la robótica colaborativa se ha destacado por el manejo de la interfaz de humano-robot. Gracias a la implementación de este sistema, muchas empresas han obtenido muchos beneficios como ahorro de tiempo, más seguridad para los trabajadores y un rápido retorno de inversión. Sin embargo, es importante tener en cuenta el origen de la robótica colaborativa, ya que no es una innovación tan reciente como muchos pueden imaginar.

Origen de los cobots

La historia de las maquinas data de hace siglos atrás, desde tiempos más lejanos de los diseños de las máquinas de Leonardo da Vinci en el siglo XV. Sin embargo, el término robot ha sido acuñado hasta 1921, por el escritor checo Karel Capek, donde la palabra proviene de robota que significa servidumbre.

El primer robot industrial fue presentado hasta 16 años después, el cual consistió de un diseño similar a una grúa con cinco ejes de movimiento y este funcionaba con un motor eléctrico. Su función era para colocar bloques de madera en maneras preprogramados. Sin embargo, no fue hasta 1956 que se patentó el primer robot por la compañía americana Unimation.

El desarrollo de los robots comenzó a acelerarse a medida que nacieron nuevas empresas y se agrandaron muchas lineas de produccion. A principios de los años 70, ABB Robotics y Kuka Robotics ambas compañías Europeas, comercializaron sus robots eléctricos controlados por un microprocesador. Para la siguiente década, en 1980’s, los robots ya eran más comunes en la industria y era hora de que se iniciara a desarrollar nuevas ideas.

Aplicaciones de la robótica colaborativa en la industria

Eventualmente, estos fueron desarrollados principalmente con la función de cumplir con las tareas tediosas, repetitivas y peligrosas. En específico, las aplicaciones más comunes se encuentran la colocación de productos, supervisión de maquinaria, empaquetados, ensamblaje preciso y selección de productos viables. Estos usos son los más habituales en las industria automotriz y de construcción, mientras que se ha comenzado a encontrar dentro de ámbitos educativos, alimenticios y médicos. Dentro de estos últimos mencionados se agrega la ventaja de higiene en los procesos y flexibilidad. 

Marcas pioneras en fabricación de cobots

Es importante tomar en cuenta la historia oficial de los robots colaborativos o cobots inició en 1996, donde la automatización en distintas industrias se empieza a convertir en la solución de las tareas repetitivas de la cadena de producción. El primer cobot fue inventado por Edward Colgate y Michael Peshkin, donde se demuestra su diferenciador principal de los robots ya existentes en el mundo: la colaboración entre humano y máquina controlada por una computadora. Poco después de su introducción, en el nuevo milenio, se acuñó el término cobot por el famoso Wall Street Journal. 

Le tomó pocos años a otras empresas para lanzar sus propios modelos de cobots, Universal Robots, el proveedor más grande de robots, comenzó a lanzar su gama de cobots: UR5, UR10, UR3, con un modelo nuevo cada 4 años. Hasta la fecha, este fabricante de robots ha sido líder en su área debido a que sus productos tienen presencia en más de 50 países con 8,400 unidades instaladas, logrando así una automatización asistida por humanos.  

Artículos relacionados